Tejidos ligeros y de colores permanentes en nuestros toldos

96 379 40 06
Tejidos ligeros y de colores permanentes en nuestros toldos

Hace ya más de ocho décadas que abrimos nuestra fábrica de toldos en Valencia, y podemos afirmar lo mucho que han cambiado los materiales empleados en todo este tiempo.  La sustitución de los antiguos tubos de hierro por un material mucho más ligero como el aluminio ha sido posible gracias a la incorporación de nuevos materiales en las lonas.

Hace años, antes de que la industria incorporáramos las fibras artificiales, el único material para lonas que entraba en nuestra fábrica de toldos en Valencia eran las lonas de algodón de diferentes grosores y estampados. Un material muy resistente, pero también con una gran capacidad de absorción de agua, de modo que, cada vez que llovía, la lona podía triplicar su peso hasta que se secaba por completo. Sin embargo, los tejidos que empleamos en la actualidad, además de ser mucho más livianos en seco, repelen inmediatamente todo el agua de lluvia por lo que los elementos de sujeción ya no tienen que ser tan resistentes y han sido sustituidos por los brazos de aluminio, cosa que también nos permite hacer toldos de mayor superficie.

El agua que se acumulaba en las lonas de algodón era también la causa de la aparición de hongos sobre la lona al enrollarse el toldo sin esperar a que se secase por completo. Estos hongos eran la causa de que, poco a poco la lona fuera pudriéndose.

El agua no era el único enemigo del toldo de algodón. Los rayos ultravioletas, poco a poco, iban decolorando los tintes de las lonas, por lo que, tras unos años, el toldo iba perdiendo su luminosidad. Por el contrario, las lonas modernas que empleamos en Toldos Galarza no se ven afectados por los rayos ultravioletas del sol.

haz clic para copiar mailmail copiado