Publicado: 16 de Enero de 2015

Soluciones para el Ahorro de Energía en Viviendas y Edificios: Conferencia en Uruguay

Tal evento fue organizado en Kibón Avanza (Montevideo), ante un público integrado en su mayoría por arquitectos, diseñadores y decoradores. Colectivo éste muy concienciado por el hecho que la eficiencia energética en el hogar o en un edificio de oficinas, comienza por su exterior. De facto, la correcta elección de persianas, ventanas, toldos y cerramientos permiten ahorrar energía, optimizando el uso de la luz natural, aislando del calor, del frío y de los ruidos, mejorando siempre la calidad de vida.

Cuando hablamos de eficiencia energética en una construcción hay que hacer la diferencia entre el área que se llama envolvente, que afecta a la cubierta, a la fachada, de lo que son los subsistemas de instalaciones interiores, esto es: aire acondicionado, agua caliente, iluminación, etcétera, …

Por eso, el primer control energético que se realiza es de afuera hacia adentro, de la fachada hacia el interior. Y si hablamos de fachada, tenemos que asegurarnos que cumpla con la función básica que es la aislación térmica y también con un control dinámico de la luz natural.

Esta tendencia mundial se impone en la arquitectura, el diseño de viviendas, edificios y grandes superficies. Este concepto de “Fachada Dinámica” o “Inteligente” implica que la casa o el edificio permita que en los meses de invierno, la luz solar penetre lo más posible en la vivienda, y por el contrario en los meses de verano rechace lo más posible el calor que pueda ingresar.

La novedad de estas fachadas con un control tecnológico de la luz es que permiten adaptarse en tiempo real y de forma integral a las inclemencias del tiempo y a las necesidades de las personas, sea una casa, oficina o edificio.